Piketes
De piquetes y piqueteros, un portal que reivindica las luchas Populares en Latinoamérica
Principal |Documentos | Lo Social | Latinoamérica | Internacionales |  Contáctenos ..
Principal
Documentos
Lo Social
Latinoamérica
Internacionales
Globalización
Argentina
ONGs y TICs
Links
Graffitis
Humor
Buscadores
Manuales
Contáctenos

 
BUSCAR

En éste sitio

En la Web


Si querés participar de nuestro Foro de debate
Enviá el mail solicitando tu ingreso a la lista
Cliqueá aquí o arriba sobre ¡Regístrate!

POR LOS NIÑOS
Sitio Oficial de UNICEF ARGENTINA
Porque cuando las guerras terminan, muchos niños sobreviven,..... pero ¿cómo?

 
 
 

 

 

 

 

Anatomía del Piquetero

Luego de caminar un kilómetro, con mi colectivo bloqueado por el corte de ruta en el Km 33 de la Ruta 3, llegué al "fogón principal" del piquete, luego del cual estaba esperando el otro micro. Me detuve a charlar con tres piqueteros, un muchacho y dos señoras, y pude escuchar y observar...

Tenían dos brazos y dos piernas, e igual cantidad de ojos y orejas, tal como yo, que soy trabajador, y un conocido mío que es empresario multinacional o la dulce empleada de una firma céntrica en la que estuve esta tarde. Tenían una boca por donde no solo hablaban, sino creo que también debe ser por donde se alimentan, lo mismo que el hijo del juez o la hermana de un presidente.

Estaban muy indignados, eran indignados piqueteros, tal como los vecinos indignados de Cabildo y Juramento cuando se inunda Belgrano. A ellos les subía el Arroyo hasta las rodillas, igual que a Her Heinnekken en Viena hace un mes. No se, pero me parecía que si no eran iguales a mí y a tantos que conozco, le andaba raspando, por lo que creo que sienten lo mismo que yo cuando no me pagan el sueldo; sienten lo mismo que el comerciante de Cabildo y Juramento cuando se inunda su casa o comercio.

Se cansan igual que cualquiera en la cola del hospital como un simpático caballero que espera subir al avión que se ha atrasado.

Con sus ropas muy viejas y sin lavar a falta de jabón y agua abundante (en la canilla), se deben sentir tan incómodos como uno con el traje o las medias de nylon cuando el calor nos hace transpirar y el polvillo del viento en la vereda de una plaza se nos pega a la piel y la ropa.

Creo que, en síntesis, deben sentir lo mismo que cualquiera de nosotros. Entonces, si su anatomía y acción se parece tanto, se deben enojar igual que nosotros si no tenemos trabajo; si nuestros hijos no tienen que comer; si nuestro techo se vuela porque es de cartón y mala madera.

Se enojan igual que usted y que yo cuando nos pasa la milésima parte de lo que les pasa a ellos.

Descontando a los que pueden estar para otra cosa en el piquete. Usted, que se queja fácilmente de ellos, alguna vez se puso a charlar con alguno en forma tranquila y llegó a saber que es lo que reclamaban?

Escuchemos a los piqueteros y podremos vernos a nosotros mismos en un futuro si no somos capaces de cambiar la historia.

 

Jorge de Mendonça jorge@ubikt.com.ar

Virrey del Pino, 22 de Septiembre de 2002

Principal |Documentos | Lo Social | Latinoamérica | Internacionales |  Contáctenos