Educacion
Justicia
Seguridad

Salud

Credibilidad
Libertad
Contacto
Registrese

 

 

 

 

 

Argentina Agosto de 2014

Pensando en voz alta .....

No importa la bandera política,  No importa la clase social,  No importa la religión.

Cuando un país tiene políticos millonarios, funcionarios corruptos, sindicalistas ricos, y un pueblo pobre,  el problema es la sociedad, la gente, el ciudadano común de a pie.

Y en ese sentido, la argentina tiene un gran problema,  somos muy egoístas,  traducido sería algo así como,  “si a mí no me toca, no me meto” Encima nos creemos que somos los mejores del mundo.

Claro pensamos eso mientras en otras latitudes ya desarrollaron los Drones no tripulados, son aviones con capacidad de ametrallar, bombardear o vigilar y filmar, manejados a control remoto desde un escritorio a kilómetros de distancia mientras en la Argentina no tenemos con que controlar las fronteras  o la plataforma marítima, nos siguen robando pescado los pesqueros extranjeros porque tenemos botes a remo para correrlos.

La sociedad no se da cuenta que todo lo que se roba la política (o los políticos) se lo están robando al mismísimo pueblo que gobiernan,  son recursos que deberían estar en los hospitales, en las escuelas o en las calles dándonos seguridad, pero no están porque se lo roban, y para callarlo le dan una limosna (Plan social) y ese pueblo se conforma con eso.

Y como toda causa tiene su efecto, esa “limosna” que va cambiando de nombre con el tiempo, pero siempre se trata de lo mismo, va anulando la voluntad de las personas, porque,

Quien quiera anular a otro solo tiene que evitarle el esfuerzo, impedirle que trabaje, evitar que proponga, impedirle que se enfrente a los problemas (o posibilidades) de cada día, evitar que tenga que resolver dificultades.

Quien vive de lo regalado se anula como persona, se vuelve perezosa, anquilosada y como un estanque de agua que por inactividad pudre el contenido. Aquellos sistemas que le regalan todo a la gente, la vuelven la más pobre entre las pobres. Es una de las caras de la miseria humana: carecer de iniciativa, desaprovechar los talentos, potencialidades y capacidades con que están dotados casi todos los seres humanos.

Quien ha recibido todo regalado se transforma en un indigente, porque asume la posición de la víctima que sólo se queja. Cree que los demás tienen obligación de ponerle todo en las manos, y considera una desgracia desarrollarse en un trabajo digno.

Es muy difícil que quien ha recibido todo regalado, algún día quiera convertirse en alguien útil para sí mismo. Le parece que todos a su alrededor son responsables de hacerle vivir bien, y cuando esa “ayuda” no llega, culpa a los demás de su “desgracia”  Este es un resumen de una Nota de Ana Cristina Aristizábal U.
La nota completa puede verla en el periódico El Colombiano, de Medellín, Colombia.

Por otro lado están los subsidios, gran negocio, yo ministro te consigo a vos empresario un subsidio de 300 millones mensuales pero de eso, 50 millones me los devolvés por debajo de la mesa a mi bolsillo y ganamos los dos. Claro, el único que pierde es el pueblo. La pregunta es:
¿a quién le falta esa plata? Porque para dársela a alguien hay que sacársela a otro, quizás al Anses, o sea le falta a los jubilados, o quizás a alguna caja compensadora o al mismo banco central.

Llega un momento en que hay que aumentar los impuestos para mantener todo esto, si le sumamos inflación el panorama empeora, y empeora para todos, porque si vos cobras un plan cuando vas a comprar un paquete de cigarrillos que te cueste 10 pesos,  de esos 10, $ 7 son impuestos, (los cigarrillos vales $ 3 el resto es impuesto),  lo mismo con las bebidas alcohólicas y un montón de cosas más. Si aumentan los impuestos a vos te va a aumentar el cigarrillo, la cerveza, el pan, la ropa, todo, o sea, lo que cobras de tu plan no te va a rendir lo mismo que el mes pasado, quizás ya no llegues a fin de mes cuando ante si podías.  Cuando a un Industrial,  Empresario o Comerciante le aumentan los impuestos, automáticamente traslada el aumento a los productos, o sea lo terminas pagando vos, yo  y todos.

Ningún País que se precie de tal, prospera sin producir, y la fiesta de la soja se está terminando.

 

La sociedad no conoce los deberes y obligaciones de un funcionario público, supongo que no debe conocerlos,  porque si no,  debería exigirle su cumplimiento.

Todo aquel que cobra un sueldo del estado (desde un barrendero hasta el Presidente de la Nación) es un funcionario público.

Todo funcionario público tiene la obligación de estar al servicio de la sociedad en su puesto de trabajo para facilitarle las cosas al ciudadano que con sus impuestos paga su sueldo. En otras palabras, debe hacer las cosas bien, debe ser eficiente en lo que hace, nada más que eso, aunque acá los ñoquis directamente no las hacen.

El ciudadano NO debería permitir que funcionarios que sean incompetentes en sus puestos, continúen en ellos porque no solo cobran el sueldo sino que no le solucionan nada a la gente, al contrario el incompetente hace todo más difícil para que no se note su incompetencia.

En los últimos 68 años (desde 1946) hemos tenido 50 años de democracia. De esos 50 años, 34 fueron peronistas y 16 años de gobiernos radicales.

La pregunta es:  ¿Cuánto mejoró la situación de los más pobres es estos 50 años? Y no me refiero a que ahora tienen un lavarropas o un LED, o un plan….   Me refiero a su situación social. ¿Se achicaron los espacios llamados “villas”?,  ¿ahora tienen viviendas dignas?  ¿ …un trabajo digno y estable? …. Estudio? porque, por lo que veo, deben usurpar terrenos y pelearse a piedrazos con la policía para obtener algo.

Todo se puede revertir, todo se puede cambiar, podrá tardar más o menos, pero se puede, hay que comenzar desde bien abajo, y es la sociedad en su conjunto la que tiene que comenzar a “ejercer la democracia” señalando a quienes están a su alcance, punteros, consejeros, concejales, todos aquellos que cobren sin hacer nada que se considere útil para la sociedad. Quien no conoce un docente que cobra y no va nunca se han detectado casos de 1 puesto de trabajo que paga 10 sueldos (suplente, de suplente, de suplente, etc) si 10 personas cobrando por el mismo puesto de trabajo, esas personas también nos están robando a nosotros.

No nos callemos más porque el “mientras a mi no me toca” es mentira, a vos también te están robando,  ¿no te das cuenta de la amansadora que te tenes que comer todos los días para ir y volver de tu trabajo?  O cuando llueve que se te inunda y arruinan cosas en tu casa o negocio. No sería necesario si la plata que entró de algún crédito del exterior se hubiera utilizado en las obras de infraestructura para las cuales se pidió ese crédito, en lugar de hacer “algo” y robarse el resto.

EL metrobus, esta bárbaro pero sabes que, en el resto del mundo ya se usa el monorriel elevado, es más o menos lo mismo pero a 3 o 4 metros de altura (hasta donde sé, en el medio de la 9 de julio no había nada que impida hacerlo elevado dejando toda la calle libre para los autos, taxis, minubus, etc.) 

El detalle es que haciéndolo así, en un par de años “habrá que hacerlo elevado”  y habrá otra obra de donde robar, porque estoy seguro que se paga mucho más de lo que vale y esa diferencia va al bolsillo de alguien.

Si la sociedad en su conjunto se compromete,  si todos aportamos un granito de arena comenzando la limpieza desde abajo, (desde arriba es imposible, pero si debilitamos las bases se van quedando sin cobertura) cortándole las patas, a la larga, cualquier torre cae.

Para aquellos que no lo saben, la moneda Argentina original fue el Peso Argentino Moneda Nacional y duró hasta diciembre del 69 gracias a la famosa “inflación”, desde aquellas épocas la venimos sufriendo, ni los 16 años de gobierno radical ni los 34 de gobiernos peronistas supieron implementar un plan estable para controlarla, a modo de ejemplo un peso moneda nacional de 1969 equivaldría hoy a 10.000.000.000.000 (10 billones de pesos).  1 = 10.000.000.000.000

Mi último párrafo se refiere a las elecciones presidenciales del año que viene, en octubre de 2015 tendremos que elegir nuevamente “lo menos malo”.

Lo que si me molesta mucho es que un candidato solo me diga lo malo de su oponente, eso me dice que no tiene nada para ofrecer.

Una campaña política debería estar llena de propuestas, un candidato me tiene que decir durante su campaña, que es lo que va a hacer, como lo va a hacer y con que lo va a hacer, cual es el proyecto de país que tiene para nosotros, como va a manejar la política internacional, como va a manejar la deuda, etc. 

Si un candidato solo habla mal de su oponente no tiene idea de lo que debe hacer.

Basta de políticos que hacen política solo para enriquecerse a costillas del pueblo.

 

 

Sitio en Construcción
 
 
 
 
 

En Construcción

 

Seguinos en :
Face twit YT
Mineria
Documentos
Constitucion Nacional
Medio AMbiente
Links

 

 

 

 

 

Piquete * : Número reducido de personas que se emplean para diferentes servicios.
* Fuente: diccionario español Pequeño Larousse Ilustrado
Piketes 2012